Todo lo que quisiste saber sobre el café y no te animaste a preguntar



El café, bebida la cual amo, compañera de toda las mañanas, algo común para todos, pero lo que no sabemos es la historia y misterios que oculta esta bebida :sorpresa: .

Comencemos con por su origen: El cafeto es probablemente originario de la provincia de Kaffa, en Etiopía, digo probablemente porque la cuestión no está resuelta completamente. La leyenda dice que un pastor de Abisinia (actual Etiopía), llamado Kaldi, observó el efecto tonificante de unos pequeños frutos rojos de arbusto en las cabras que lo habían consumido en los montes, efecto comprobado por él mismo al renovarse sus energías.

Otra leyenda dice que el café tiene origen en Java, una isla con una superficie de 132.000 km², tiene una población de 114 millones de habitantes, lo que la convierte en la isla más poblada del mundo, por delante de Honshu, Japón. Asimismo, Java es la isla más densamente poblada de Indonesia, con 864 personas por km². Si fuera un país, ocuparía el segundo lugar dentro de la lista de países más densamente poblados del mundo. No hay ningún dato que realcione el origen del café con esta isla.

Los efectos del café eran tales que fue prohibido en la llamada de imanes ortodoxos y conservadores en La Meca en 1511 y en El Cairo en 1532, pero la popularidad del producto, en particular entre los intelectuales, impulsó a las autoridades a cancelar el decreto. En 1583, Léonard Rauwolf, un médico alemán recién llegado de un viaje de diez años por Oriente Medio, fue el primer occidental en describir el brebaje:

Una bebida tan negra como la tinta, útil contra numerosos males, en particular los males de estómago. Sus consumidores lo toman por la mañana, con toda franqueza, en una copa de porcelana que pasa de uno a otro y de la que cada uno toma un vaso lleno. Está formada por agua y el fruto de un arbusto llamado bunnu.

Se concidera que este hombre fue quien introdujo el cafe en Europa, el café resultó especialmente reprobado por los sectores protestantes, aunque no produciría reacciones tan ásperas como el tabaco. Ya en 1611 algunos terratenientes alemanes pusieron en marcha el sistema de prohibir su difusión. Estas medidas se mantienen durante al menos un siglo en el norte y este de Alemania, hasta que Federico II de Prusia despenaliza su uso, sometiéndolo al pago de un fuerte impuesto. El malestar frente al café prosiguió en el norte de Europa hasta bien entrado el siglo XIX.

En 1670 se abrió la primera cafetería en Berlín. En París, el café Procope fue el primero en abrir, en 1686, inventando una nueva forma de preparar el café: haciendo pasar agua caliente a través de un filtro con café molido.




Durante el siglo XVIII, la bebida se hace popular en Europa, y los colonos europeos introducen el cultivo del café en numerosos países tropicales, como un cultivo de exportación para satisfacer la demanda europea. En el siglo XIX, la demanda en Europa era a menudo superior a la oferta y estimuló el uso de distintos sustitutos con un sabor similar, como la raíz de achicoria :neutral: .

Las principales regiones productoras de café son América del Sur (en particular, Brasil,Colombia y Venezuela), Vietnam, Kenia y Costa de Marfil. Hawai tiene una pequeña producción de café de gran calidad y elevado precio, pero entre las numerosas variedades desarrolladas, el café más caro y famoso sigue siendo el Blue Mountain procedente de Jamaica. Durante varias décadas en los siglos XIX y XX Brasil fue el mayor productor y monopolista virtual en el comercio del café, hasta que una política de mantenimiento de altos precios generó oportunidades de negocio a otros productores, como Colombia, Guatemala e Indonesia.Se conocen efectos positivos de la cafeína para disminuir o sedar directamente las cefaleas (particularmente las migrañas), lo que explica existan fármacos como la cafiaspirina.

Varios estudios han encontrado relaciones entre el consumo de café y varios padecimientos, desde la diabetes y las enfermedades cardiovasculares hasta el cáncer y la cirrosis. Los estudios son contradictorios en cuanto a los beneficios para la salud que supone el consumo de café, y se extraen resultados similares en cuanto a los efectos negativos del consumo. Además, a menudo no está claro si esos riesgos o beneficios están ligados a la cafeína o bien a otras sustancias químicas presentes en el café.

Ahora vienen las curiosidades (la mayoría son estúpidas)

  • El café, bebida universalmente apreciada, es la más popular del mundo –todos los días se beben dos billones de tazas más una que me estoy tomando en este momento.
  • Con un café descafeinado puede seguir disfrutando de todo el sabor de un buen café sin cafeína, lo que para mi es realmente tonto.
  • El consumo moderado de café, alrededor de 3 tazas al día, no tiene ningún efecto negativo para la salud desde un punto de vista cardiovascular.
  • El café molido, macerado en agua caliente durante varias horas y después mezclado con henna se puede utilizar como tinte para el cabello, convengamos que es una curiosidad, ni se te ocurra hacerlo!
  • La costumbre de tomar un vaso de agua después de un café disminuye el efecto de la cafeína, así como tomarlo azucarado.

Y si estamos hablando de café, pongamos la publicidad mas tonta de café que vi en mi vida:

Imagen de previsualización de YouTube

5 comments

  1. Un artículo muy interesante con el que he descubierto cosas que no sabía y un vídeo -tenías razón- realmente tonto. :sonrisa:

    Sobre el número de tazas bebidas al día, vaya, lo siento pero discrepo, a no ser que hables de billones USA. A ver:

    * Dos billones hispanos son 2.000.000.000.000
    * A fecha de hoy, y según Wikipedia en este planeta somos 6.715.997.573.

    Dividiendo, el resultado es:
    297,79641494221248730638872730873

    Lo siento, pero yo con más de 215 tazas al día, no puedo :guinio:

    Referencia población mundial Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Poblaci%C3%B3n_humana

    Referencia dos billones (por ejemplo):
    http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20080302214544AAc0SxL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *