¿Qué es el fondo del bicientenario?

Estos últimos meses, junto con todo el escándalo digno de ser analizado por Rial del Banco Central y la renuncia de Redrado se habló mucho del fondo del bicentenario, pero, ¿qué es esto? En realidad, no es nada del otro mundo, es un fondo que toma dinero de las reservas de libre disponibilidad y será utilizado para pagar las deudas externas y lleva su nombre porque en 2010 se cumplen 200 años de la revolución de mayo.

Seguramente has escuchado de muchos inútiles, ignorantes, sicarios, sinvergüenzas sujetos que se hacen llamar “periodistas” y rondan el habitat de Clarín, TN, La Nación, etcétera, que esto es muy malo, aun no se porque pero según ellos está mal.

Yo no soy economista (ni caradura como los antes mencionados) por lo que sólo voy a dar mi opinión sobre porque estoy a favor del uso de estos fondos para pagar la deuda.

Mi primer punto es casi lógico, y cualquiera de estos cuervos de la prensa de ultra derecha debería saber, hay dos tipos de reservas, las que corresponden al respaldo de la base monetaria circulante y las “de libre disponibilidad”, que son las reservas que exceden al 100 % de la base monetaria. Se supone que se entiende bien el termino “libre disponibilidad”, la política del actual gobierno (y la del anterior también, en la que Redrado parecía no tener problemas) es acumular reservas de libre disponibilidad para el pago de las deudas, esto siempre fue así, incluso cuando Cobos aceptó ser candidato a vicepresidente junto con Cristina Kirchner, pero de los traicioneros y poco inteligentes voy a escribir otro día. En la actualidad las reservas son de 47.946 millones de dólares, lo cual significa que desde el pago al FMI las reservas volvieron a crecer un 158%. Es tan simple como imaginar que yo debo el agua, teléfono, luz y tarjeta de crédito, pero tengo aparte de mi sueldo 5 sueldos más ahorrados en mi colchón ¿Qué harías tú? ¿Pagarías tus deudas?.

Obviamente nunca falta el acertado comentario de algún ignorante que es aplaudido por todos, “Estos fondos se podrían usar eliminar la deuda social,  ¡pincen en los pobres! ” automáticamente se rasgan las vestiduras y lloran desconsoladamente. Los problemas sociales en la Argentina no se eliminan con la inyección de una masa de dinero en un solo momento. Los problemas sociales dependen del modelo económico existente, pues no son problemas estáticos sino más bien dinámicos, es más, el desendeudamiento generaría puestos de trabajos ya que reduce la incertidumbre y genera certezas macroeconómicas, esto aumenta la inversión como consecuencia de la reducción de las tasas de interés y sobre todo, evita caer en un default, tema que ya he tratado en otro post.

Lo cierto que la deuda está, siempre estuvo y quedó claro que hacerse el “Macho” diciendo que no se va a pagar como lo hizo Rodriguez Saa no es la solución. Tal vez algunos de los letrados políticos opositores que son tan respetados por sus entrevistadores sepan como pagar la deuda de otra forma, porque, en realidad hay otras dos formas de pagar una deuda, pero ni siquiera las deben saber y menos que menos sus efectos. Una de las formas es usar los recursos fiscales, es decir, reducir el gasto público, esto causaría la caída del mercado interno, quiebra de PyMEs, aumento de desempleo y pobreza. La otra forma es recurrir a la deuda externa aceptando las tasas de intereses terriblemente elevadas lo cual genera, obviamente un circulo vicioso de endeudamiento. Tal vez estos métodos te resulten conocidos, ambos fueron utilizados durante la precedencia de Alfonsín y la de Menem durante la convertibilidad, ¿cuales fueron las consecuencias? La crisis hiperinflacionaria de los ochentas y la crisis del régimen convertible en el 2001.

Me gustaría leer en algún diario un análisis en serio sobre el porque no se debe pagar la deuda con estos fondos y sueño con le día en que la gente se de cuenta que le están lavando el cerebro y apague el televisor y forme su propia opinión. Por último dejo una comparación que extraje de Republica unida de la soja sobre dos tapas de Clarín de diferente fecha, comentarios sobran.

7 de enero de 2010


25 de abril de 2001