¿Qué es el default?

Después de la explosión de la famosa crisis que afecta a todos los mortales en todos los países ronda el fantasma del default y como no podía ser de otra manera, Argentina es el país con más riesgo de default en el mundo.

Pero, escuchamos esta palabra y probablemente no sepamos de que se trata o que consecuencias puede traer.  El default es simplemente la suspensión de pagos, para poner un ejemplo, suponte que le debes mucho dinero a Vito Corleone y llega un momento en tu vida en el que no le puedes seguir pagando porque no tienes la cantidad de dinero suficiente, estás en default. La diferencia entre el default y la quiebra es que en la primera tienes los suficientes activos para afrontar la deuda pero no son los suficientemente líquidos para ejecutarla. Si continuamos con nuestro ejemplo, al no poder pagar tu deuda seguramente Vito Corleone te mandará un grupito de gente que te proporcionará una muerte larga y dolorosa.

Los Vito Corleones de nuestro país son entidades financieras como el FMI, Banco Mundial, Club de París, etc. Estas entidades prestaron grandes capitales a Argentina (o cualquier otro país) y pretenden que se devuelvan con intereses.

Las consecuencias de un default pueden ser muchas, la principal es la falta de confianza en la economía local, esto inhibe las inversiones (tanto extranjeras como locales), al no haber inversiones no se generan puestos de trabajo, al no haber puesto de trabajo se genera pobreza.

Esta incertidumbre genera corridas bancarias, al desaparecer los capitales los bancos se agarran de los plazos fijos para no quebrar y generan el ya conocido corralito. En consecuencia el Banco Central gasta sus reservas en dólares para mantener un dólar estable, al acabarse estas reservas mas la desconfianza por la moneda local produce que el dólar se dispare, acto seguido, la devaluación de la moneda.

Se podría decir que un país como Argentina puede salir del default atreves de las exportaciones, esto es verdad, de la crisis del 2001 se salió gracias a esto, pero, para lograr exportar, tienes que ser competitivo y para ser competitivo necesitas tecnología de punta para la manufactura, al no tener dinero (ni siquiera para pagar deudas) no se puede adquirir tecnologías lo que nos transforma en un país menos competitivo en el mercado mundial.

Como verás la encomia no es nada simple sobre todo cuando se habla en grande como  lo es un país.