El síndrome del sabio


Hoy hablando con un amigo compañero de trabajo me preguntó si conocía a los Savant, a lo que yo no tenía ni idea ni nuca había escuchado, nos pusimos a investigar y este fue el resultado.

El síndrome de Savant es un tipo de autismo (síndrome de Asperger) pero con la diferencia de que estas personas generalmente poseen discapacidades físicas, mentales o motrices; en contraste posee una sorprendente habilidad o habilidades mentales específicas, propias de superdotados intelectuales o superiores. Esto lo refleja perfectamente la película Rain Man donde se cuanta la historia de una persona autista con una habilidad en matemáticas sobrenatural.

Las habilidades de los Savant no son cualquiera, no vamos a encontrar un Savant que cocine como los Dioses, o capaz que si, pero la mayoría de las habilidades se concentran en cuatro grupos:

  • Arte (música, pintura y escultura): se caracterizan por ser grandes intérpretes musicales, especialmente al piano, pintores y escultores.
  • Cálculo de fechas: algunos savant pueden memorizar calendarios enteros y recordar datos referentes a cada uno de esos días.
  • Cálculo matemático: capacidad para la realización de complejos cálculos matemáticos de forma instantánea y con gran precisión, como por ejemplo el cálculo de números primos o la realización de divisiones con 100 decimales mentalmente.
  • Habilidades mecánicas y espaciales: capacidad para medir distancias casi exactas sin la ayuda de instrumentos, construcción de detalladas maquetas, memorización de mapas y direcciones, etc.

Estas habilidades suelen ser congénitas, pero pueden aparecer de forma repentina en personas que padecen ciertas forma de demencia, y las últimas investigaciones al respecto llevan a pensar a los expertos en la posibilidad de que algunos aspectos de estas genialidades estén latentes o adormecidos en todos nosotros.

Hay casos muy famosos de personas con este síndrome, como por ejemplo el de Kim Peek (ver video) conocido como ‘Kimputer quien conoce más de 7600 libros de memoria reitero 7600. también puede recitar las direcciones de todo USA, indicando su código de áreas y avenidas o calles para llegar a la casa respectiva, sabe las estaciones de televisión de cada lugar y la red de teléfonos y sus respectivos códigos, vendría a ser una guia de servicios humano :P Este hombre fue la inspiracion para el personaje de Dustin Hoffman en la película mencionada anteriormente.


Kim Peek

Otro caso es el de Leslie Lemke quien es un músico virtuoso. A los 14 años ya tocaba el concierto de piano de Tchaikovsky No.1; después de haberlo escuchado en televisión unas horas antes. Lemke nunca tuvo una lección de piano y hasta la actualidad se mantiene así. Además él toca y canta miles de piezas en conciertos en Estados Unidos y el extranjero, y él compone también. Lemke es ciego, tiene minusvalía desarrollada y tiene parálisis cerebral.

Y hay muchos casos más, la mayoría de ellos no pueden satisfacer sus necesidades básicas por lo que necesitan ayuda de una persona para por ejemplo bañarse o comer.

En la actualidad, no existe ninguna teoría médica capaz de explicar la razón de éste síndrome. Aunque algunos savant presentan claras lesiones cerebrales, en otros no es posible encontrar rastro alguno de “anormalidad”. De hecho, ciertos neurólogos apoyan la tesis de que los savant tal vez “compartan” con los genios ciertos subprocesos mentales, pertenecientes a un nivel específico del cerebro.

En la actualidad se ha descubierto que parte de sus asombrosas habilidades son gracias a que llevan a cabo los procesos mentales con hemisferios cerebrales distintos a los que una persona promedio utiliza para procesar la información.

En el siguiente video vemos a Steven, mas conocido por ‘La cámara humana

Imagen de previsualización de YouTube

Aquí un video de Kim Peek:

Imagen de previsualización de YouTube

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *