El partido más violento de la historia de los mundiales

Fue le 2 de junio de 1962 durante el mundial de fútbol en Chile en el Estadio Nacional de Santiago donde los espectadores fueron testigos del partido de fútbol más violento de la historia.

Este encuentro fue protagonizado por el seleccionado de Chile contra el de Italia y fue tan agresivo que se hace referencia al partido como “La batalla de Santiago”.

El detonante de esta “batalla” es muy curioso, dos años antes de que se realice el mundial, Chile sufrió el famoso terremoto de Valdivia el mayor terremoto de la historia. Esto, obviamente dejo a Chile en una condición de emergencia y la organización del mundial fue muy limitada comparada con sus antecesores copas en Suiza y Suecia.

El problema con Italia comenzó cuando dos periodistas de este país escribieron una nota para el diario “Il Resto del Carlino” titulada “Santiago, el confín del mundo: La infinita tristeza de la capital chilena.” donde al mejor estilo italiano denominan a Santiago como símbolo triste de uno de los países subdesarrollados del mundo afligido por todos los males posibles: desnutrición, prostitución, analfabetismo, alcoholismo, miseria, etcétera. No hace falta decir que esto no fue de la simpatía del pueblo chileno.

Los italianos estaban cocientes de que probablemente morirían en el campo de juego, es por eso que cuando entraron a la cancha, lo hicieron arrojando claveles blancos a los espectadores que instantáneamente fueron devueltos en señal de desprecio por los hinchas chilenos.

El encuentro gozo de todo tipo de golpes, insultos y peleas, al punto que los carabineros chilenos tuvieron que entrar a sacar a un jugador italiano expulsado que se negaba a salir. Después de muchas patadas que transformaron el encuentro en un partido de fútbol americano (ver video) Chile gano el encuentro por 2 goles contra 0 y calsificó a octavos de finales.

Imagen de previsualización de YouTube